Disfrutar del verano y cuidarse, es posible

Publicado el 28 de julio de 2016

Con el buen tiempo veraniego y la multitud de planes que copan nuestras agendas durante las vacaciones, parece imposible encontrar un hueco para cuidarnos haciendo un poco de deporte. El calor, los viajes, las fiestas y la deliciosa gastronomía gallega, son sólo algunas de las distracciones que nos mantienen alejados de la rutina deportiva mantenida durante el resto del año. Pero que no cunda el pánico, si no queremos empezar septiembre lamentándonos de los excesos cometidos, hoy en As Cancelas planteamos una serie de propuestas para quemar calorías sin pasar por el gimnasio.

Para los momentos en los que el sol acompañe, aprovecha los días de playa para dar una caminata por la orilla mientras disfrutas de la agradable brisa del mar. Si la temperatura lo permite, caminar con el agua a la altura de la rodilla o la cintura es una muy buena forma de ejercitar las piernas, ya que la resistencia que ejerce el agua sobre el cuerpo hace que el esfuerzo que tengas que hacer para caminar sea mayor. Además, estarás favoreciendo la circulación sanguínea, broncearás tu piel y al terminar el paseo podrás darte un refrescante baño.

En el caso de que prefieras la piscina, aprovecha el momento del chapuzón para nadar unos largos. Media hora de natación, el deporte más completo que existe para fortalecer todos los músculos del cuerpo, mejorar la coordinación de los movimientos y aumentar la resistencia cardio-respiratoria, equivale aproximadamente a unas 200 calorías quemadas.

Otra opción muy saludable para mantenernos en forma, y que en invierno en Galicia se complica un poco por la meteorología, es salir a dar un paseo en bicicleta. Solo, en pareja o con los niños, aprovecha el buen tiempo para hacer una excursión a dos ruedas mientras disfrutas de las vistas. Si quieres completar el plan y convertirlo en un día redondo, añádele un delicioso y ligero picnic. En el siguiente enlace, encontrarás nuestra selección de recetas para el picnic perfecto.

Para los días de trabajo, utilízala como medio de transporte para llegar a la oficina. Ahorrarás costes, harás ejercicio y no contaminarás. Si todavía no tienes la tuya, en Sportzone te ayudarán a elegir la que más se adapte a tus necesidades, y además, con los mejores descuentos.

Si te gusta la naturaleza, aprovecha la multitud de ofertas de turismo de ocio propias de la temporada. Rutas de senderismo, barranquismo, paseos en kayak, escalada, iniciación al surf… Todas combinan deporte, aventura y diversión, una muy buena opción para disfrutar del aire libre y de los entornos naturales en grupo con amigos o con la familia.

Aunque quizás la tendencia más habitual es que en verano dispongamos de menos tiempo para hacer deporte, son muchos los que aprovechan los días de vacaciones para hacer lo que las largas jornadas de trabajo no les permiten el resto del año. Si todavía no has probado con el running, el deporte en mayúsculas del momento, puede ser un buen momento para iniciarse. Para luchar contra la pereza, te proponemos que te marques un reto y que sigas una rutina de entrenamiento para alcanzarlo. Existen planes de 30 días para conseguir correr 30 minutos sin parar, o lo que es lo mismo, para afrontar tu primera carrera popular.

Cuidar la alimentación es otro de los retos que nos plantea el verano. Entre las reuniones familiares, las cenas con amigos, las celebraciones y demás festividades, a veces es inevitable cometer algún que otro exceso, pero es importante no dejarnos llevar demasiado. Disfrutar de la comida sin privarse es posible si intentas reducir las cantidades ingeridas.

Como en todo, la clave está en el equilibrio, así que si procuras compensar las comidas copiosas con un poco de actividad física, podrás disfrutar del verano sin remordimientos.