¿Qué gafas me sientan mejor según la forma de mi cara?

Publicado el 24 de marzo de 2017

Esta es la eterna pregunta que se hace la mayor parte de la gente cuando toca enfrentarse al espejo para comprar unas gafas nuevas, algo que puede convertirse en todo un reto sino conocemos qué funciona mejor con la forma de nuestra cara. Y es que son muchos los factores que influyen en que un modelo de monturas determinado te favorezca o no, como el tamaño de la nariz, el ancho de la frente, la redondez de las mejillas o la elevación de los pómulos. Hoy en el blog de As Cancelas te recomendamos los modelos de gafas que mejor te sientan en función de las características de tu rostro.

Rostro cuadrado

Se caracteriza por unas líneas angulares muy marcadas debido a que la frente, los pómulos y la mandíbula presentan el mismo ancho. Los modelos que mejor se adaptan a este tipo de fisionomía son las gafas con monturas ovaladas (tipo aviador) o ligeramente redondeadas (tipo ojo de gato) y preferiblemente un poco más anchas que el rostro, ya que suavizan la forma de la cara y la alargan levemente. Intenta evitar las formas rectas de monturas rectangulares para no añadir más geometría a tus facciones.

 

Rostro redondo

Es el más sencillo de identificar por sus facciones redondeadas. Le favorecen las formas cuadradas y geométricas, como las monturas tipo “wayfarer”, que por su carácter anguloso tienden a acentuar y a alargar los rasgos faciales. Busca modelos estrechos con líneas horizontales o rectangulares, que no añadan más redondez a la cara y diseños que aporten volumen a la zona de los pómulos. Huye de las formas redondas que achatan el rostro.

 

Rostro ovalado

Con unos rasgos equilibrados y el mentón sutilmente más estrecho que la frente, se considera el tipo de rostro “ideal” ya que le sientan bien gran parte de los modelos de monturas. Si estás dentro de este grupo, apuesta por las formas cuadradas, rectangulares y geométricas, que añaden ángulos a las siluetas curvas, pero siempre con un tamaño proporcional al del rostro para armonizar las facciones. Aprovecha este beneficio y prueba diferentes estilos.

 

Rostro corazón

Este tipo de rostro es más ancho en la frente que en las mejillas y se va afinando hasta terminar en una barbilla muy estrecha. Para suavizarlo, equilibrarlo y conseguir un efecto alargador debes elegir una montura que no sobrepase la sien, como las de forma ascendente tipo ojo de gato. Si las gafas exceden el ancho de la sien, la diferencia de tamaño entre la parte superior e inferior del rostro se acentúa.

 

Rostro alargado

Se trata del tipo de rostro que presenta más distancia entre la frente y la barbilla. Para lograr un efecto que acorte dicha distancia y que equilibre las facciones, lo ideal es optar por monturas rectas o cuadradas y de tamaño grande, dejando de lado los diseños de formas redondeadas. Eligiendo modelos más amplios que cubran bastante superficie de la cara, conseguiremos crear el efecto visual de un rostro más achatado.


Además de la fisionomía de tus facciones, existen otros factores que también influyen en la elección de las gafas perfecta, como el color de ojos, de piel, de pelo o el tamaño de tu cuerpo. Si todavía tienes dudas sobre cuáles son los modelos que más te favorecen, los especialistas de Óptica Val, Alain Affelou y Opticalia Casa de los Lentes te asesorarán para ayudarte en tu decisión.

 

Deja un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.